El Vimenor rescata un punto en un partido en el que mereció más.

El C.F Vimenor cosechó un valioso punto en su visita a Santa Ana, en el choque que enfrentó al cuadro vimenorista ante el C D Tropezón, correspondiente con la decimosegunda jornada del campeonato de liga en Tercera División. Un punto que se antoja escaso a tenor de lo visto durante los 90 minutos, pero que permite a los vidrieros continuar con la buena racha, sumando por segunda jornada consecutiva, y por primera vez fuera de casa.

El choque comenzó con el cuadro de Santa Ana tratando de llevar la iniciativa con el balón, topándose con un Vimenor bien plantado en el campo, y empleándose con intensidad en la faceta defensiva, tratando de llevar peligro a la contra por mediación de un muy peligroso Sergio De Cos y de unos incisivos Javi Conde y Mantilla. Y así, en el minuto 9, se adelantaron los de Alberto Ateca: Una contra bien llevada por Mantilla acabó en los pies de Javi Conde, que en una espectacular volea desde 35 metros sorprendió al meta Christian, poniendo el 0-1 para los vimenoristas.

Continuó llevando peligro la escuadra verdiblanca. En el minuto 15, Un balón parado botado por Javi Conde, encontró la cabeza de Laro, cuyo remate se fue por encima del travesaño. El cuadro taniego seguía intentando aproximarse a la meta defendida por un muy seguro Marcos por medio de la posesión, pero en línea de tres cuartos no encontraban los huecos necesarios para el último pase, gracias a las ayudas defensivas de los vidrieros, y la fortaleza de sus centrales. Volvería a ser el Vimenor el que inquietase a los de José Gómez: En el 30, una asistencia de Sergio de Cos, que fue un quebradero de cabeza para la defensa local durante los noventa minutos, encontró la zurda de Jacobo, deteniendo con apuros el meta taniego.

Dosal disputa de cabeza con un rival (Foto César Ortíz)

Poco después llegó la réplica del conjunto local, con un disparo de Iago Beceiro que paso rozando el travesaño de Marcos. En el minuto 36, pudo llegar el segundo para la escuadra vimenorista: El colegiado señalaba penalti de Manu Gomez sobre Pablo Herrero, tras superar el jugador del Vimenor al de Tanos en una disputa, y propinar este una patada al central verdiblanco; Mantilla seria el encargado de lanzar la pena máxima, que pudo haber sido la puntilla para los locales, pero el guardameta Christian adivinaba las intenciones de nuestro capitán, y desbarataba la acción con una gran parada. En la jugada posterior, a la salida del córner, fue Laro quien de nuevo conecto un cabezazo que no encontró puerta.

En el minuto 39, llego la mejor ocasión para los locales: Mario García encaró con peligro llegando a línea de fondo, picando el balón sobre el guardameta, pero un muy contundente Rubén Quintanilla despejó sobre la línea, en lo que podía haber supuesto el empate. No se amilanó el equipo de Ateca, y en el 43 De Cos estuvo a punto de aprovechar un mal despeje del meta local, quedándose ante él, pero Christian corrigió su error salvando con la cara lo que parecía el 0-2.

De Cos trata de recibir el balón (Foto César Ortíz)

En la segunda parte, el cuadro taniego aceleró las acciones, en busca de poner las tablas en el marcador, aunque fue De Cos quien tuvo la primera tras la reanudación, cuando, tras una hábil maniobra en el área conectó un disparo que se marchó desviado. En el minuto 50 llegó el empate para los de José Gómez; Perujo se internó en el área tras una pared con Iago, superando en su salida al cancerbero Marcos, y estableciendo el 1-1 en el electrónico. Pero este jarro de agua fría no hundió a los Vidrieros, y así cinco minutos después, Rubén Quintanilla se incorporó al ataque tras un robo de balón, asociándose con De Cos, pero el pase de la muerte de este último no encontró por poco el remate de Quintanilla, despejando in extremis Mier.

Así pasaban los minutos, con el Trope intentándolo de manera infructuosa, y el Vimenor bien plantado y con peligrosas salidas al contraataque….hasta que en el minuto 63 saltó la polémica: Un córner botado por Javi Conde se escurrió entre las manos al meta Christian, aprovechando Pablo Herrero (muy serio en su área y muy peligroso en el área rival) para empujar el balón al fondo de la portería. El colegiado Ruiz Rodiño señaló el gol, pero fue su asistente, que se encontraba desde luego peor situado, quién determinó que se había producido una falta al guardameta. De nada sirvieron las insistentes protestas de los de Alberto Ateca, y el gol no subió al electrónico. En el 70, de nuevo el Vimenor tuvo una ocasión por mediación de Sergio De Cos, que encaró algo escorado al cancerbero, pero su disparo se marchó desviado.

Dosal disputa un balón entre dos jugadores del Trope (Foto César Ortíz)

A partir de ese momento el cuadro local introdujo una marcha más, en busca del tanto que le diera la victoria, gozando de sendas ocasiones de Pala y Mario García, que inquietaron la meta de Marcos. Y fue en el minuto 86, cuando Mario García conectaba un testarazo que acababa en la meta de Marcos, estableciendo el dos a uno para desesperación de los vidrieros que veían que un partido en el que habían gozado de las mejores ocasiones se escapaba entre los dedos. Pero no estaba todo dicho. Los de Ateca se volcaron a por el partido, y en el minuto 89, un córner lanzado por un omnipresente Javi Conde encontró la cabeza de Pablo Herrero, que una vez más se adelanto a la zaga local para establecer el empate a dos en el marcador.

No hubo tiempo para más. El encuentro finalizó con un empate que deja un sabor agridulce a los vidrieros, después del gran partido realizado en casa de uno de los equipos que está llamado a disputar las plazas que dan derecho a fase de ascenso. El equipo regresará a los entrenamientos el martes, de cara a preparar el choque que le enfrentará al líder Laredo el próximo sábado día 9 en los campos de La Vidriera a las 17:00 horas.

Deja un comentario