El CF Vimenor empató a cero goles ante el CD Bansander, en el segundo partido amistoso de preparación para la temporada 19-20. El partido, disputado en la tarde del sábado bajo una intensa lluvia, atrajo a un buen número de espectadores que se acercaron a La Vidriera para ver las evoluciones de su equipo.

En la primera parte, el Vimenor fue mejor, pero las ocasiones no fueron numerosas. El Bansander intentaba combatir el dominio de los locales con posesiones largas, que el Vimenor trataba de evitar, pero que en cualquier caso no llegaban a generar ocasiones claras. Y las pocas situaciones que hubo las desbarató Marcos Real, muy seguro en todo momento. Por parte de los verdiblancos, destacar un mano a mano de Óscar Merino frente al portero visitante, en el que se le fue un poco largo el control . Y poco más. El empate a cero con el que se llegó al descanso parecía un resultado justo.

En la segunda parte, tras el carrusel de cambios por parte de ambos técnicos, el partido se volvió un poco más loco. El Vimenor, sin desarrollar nunca un gran juego, sí que gozó de varias ocasiones. Las más claras, un disparo lejano de Fran de Cos que se estrelló en la cruceta, y dos remates de cabeza de Kike en sendos saques de esquina. El primero de ellos golpeó en la base del poste izquierdo de la portería del Bansander, y el segundo lo sacó en una gran parada el portero santanderino cuando la grada ya cantaba el gol.

En definitiva, partido poco lucido, en buena medida por la mucha agua acumulada en el campo, que impidió ataques más rápidos y precisos. Pero buena prueba para ambos equipos en su preparación de cara a la nueva temporada. Y buenas sensaciones en Vioño, con todo el equipo en general, y en particular con los fichajes, que generan optimismo entre los aficionados.

Primer partido del filial

También el sábado en Vioño, aunque en este caso por la mañana, jugó el filial su primer partido de pretemporada. Muchas caras nuevas, empezando por la del míster, Víctor Vilarchao, que debutaba en el banquillo vimenorista.

El equipo, que apenas había hecho dos sesiones de entrenamiento, dió la cara ante un buen rival, la SD Solares-Medio Cudeyo B, campeón de la Segunda Regional y recién ascendido a Primera. El partido finalizó con empate a tres goles.

Es muy pronto aún para ver lo que será el filial este año, sobre todo teniendo en cuenta que faltaban muchos jugadores, entre ellos los cuatro que se encuentran haciendo la pretemporada con el primer equipo. Pero sí que gustaron varios de los jugadores debutantes. Este puede ser un buen año para los equipos sénior del club.

Deja una respuesta